Get Information

Vamos a Leer

El pájaro reloj Leyenda maya

 Por Cecilia Márquez

 

Cuentan nuestros sabios antepasados que Dios recordó, después de un tiempo, que había creado a todos los animales y no les había dado nombre. 

Por eso convocó a una carrera, donde todas las especies participarían, aves volando por aire y animales corriendo en tierra, según su cruce por la línea obtendrían su denominación.

Había un pájaro, de los más hermosos por su plumaje multicolor con una larga y abundante cola. Un pequeño animal, bello por fuera, pero muy perezoso, este majestuoso animalito fue incluido en la convocatoria.

Conocedores de su gran habilidad para quedarse dormido, las otras aves se burlaban del minúsculo y bello pájaro -No correrás la competencia y no obtendrás nombre. Serás un sin nombre ¡cómo te encanta dormir no despertarás! -

Esos comentarios le dolieron tanto que sólo pensaba cómo ganar un nombre. Pasaron días, por lo que planeó que dormiría en medio del camino, así el ruido de los otros animales al pasar, lo despertaría, se levantaría y participaría en la carrera. Sobre el camino se fue a dormir antes que el sol se escondiera en el horizonte.

Todos los animales corrieron la carrera, pero el sueño del colorido pájaro era muy pesado y no los escuchó pasar. Su plan no salió como lo había planeado.

Despertó y vio a todos los animales felices, hablaban de cuál era el nombre que habían obtenido. Batió sus alas lo más fuerte que pudo, para alcanzar su máxima velocidad, mover su ligero peso hacia la meta. Pero, en el camino no encontró a otro animal compitiendo, miró hacia abajo y vio a nadie más, reventó en llanto. Estaba muy asustado. Volteaba a ver su bella, larga y abundante cola, pero no quedaba más que una delgada pluma, todos los animales habían pasado sobre las plumas del rabillo, pisándola.

Lloró todo el camino hasta llegar al fin del camino. El señor Dios contuvo la risa al mirar la dañada cola del pajarito. La tranquila voz del dios dijo:

  • ¿Ves lo que te pasó dormilón? No te compondré tu cola, para que recuerden, tú y tus descendientes, que no debes dormir demasiado cuando debes estar preparado para lo importante, por lo que tu nombre será Recto. Para marcar el camino derecho que debes tomar siempre, sin rodeos, directo al objetivo.

 

En la mitología maya, el pájaro Tho o mot mot, es conocido como un ave azul, marinado y proscrito. Escondido en la espesura de la selva, que habita en las paredes de las cuevas de los cenotes y en las ruinas, es de tono tornasol con una mancha triangular color turquesa, sus alas verdes y vientre canela, casi siempre esconde su cola partida en dos largas plumas desnudas rematadas por penacho turquesa, que lo puede hacer presa fácil. Dicen que se esconde avergonzado de su rabillo y su descuido donde perdió su hermoso plumaje.

En las cuevas de cenote los chamanes realizaban los ritos de iniciación de los jóvenes, para ahí explicarles que vivirían como el Tho, alimentándose de mosquitos, si no están despiertos y alerta.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural