Get Information

Vamos a Leer

¿Cómo dijiste que dice? Comprende la lectura

Por Gloria Mayela García Alcalá

Si en este momento tú y yo podemos entablar una comunicación, a través de estas palabras en esta revista, es porque tanto tú como yo aprendimos en algún momento a leer.

Muy probablemente eso pasó cuando éramos muy pequeños, o quizá después; pero, en cualquier caso, lo hicimos con un gran esfuerzo ante una serie de símbolos, de combinaciones de sonidos, de repeticiones, de reglas que en aquel momento parecían rompecabezas o códigos secretos en un lenguaje de otro planeta. Hasta que todo cobró sentido. Las letras se convierten más bien en ingredientes que al mezclarse resultan en algo nuevo y lleno de significado.

¿Pero cómo es que damos ese paso de los símbolos al significado, desde el de nuestro nombre hasta el de anuncios que nos indican dónde estamos o nos cuentan grandes historias?

Usamos la palabra “leer” para diferentes experiencias, por ejemplo, a veces decimos que sabemos leer a otra persona, que alguien puede leer las cartas, leer un mapa, etcétera. En eso tenemos una gran pista: leer es descifrar. Justamente entonces, tenemos que hacer lo que creíamos cuando los garabatos sobre el pizarrón y el papel parecían códices lejanos; pero no sólo para averiguar cómo suenan al pronunciarse estas letras combinadas, sino para tener seguridad de comprender lo que éstas nos intentan decir.

Para eso, podemos hacernos las siguientes preguntas.

  • ¿Quién habla a través de este texto?
  • ¿A quién le habla? Si es a mí, ¿por qué? Quizá por mi edad, por lo que hago, por el lugar en el que vivo, porque voy pasando por aquí…
  • ¿De qué habla?
  • Si tuviera que decirlo a mi manera, ¿qué es lo que quiso transmitir?
  • ¿Está afirmando, preguntando, suponiendo, proponiendo o pidiendo?
  • ¿Por qué es importante lo que dice?
  • ¿Hay motivos para que confíe en lo dicho? ¿Viene de un experto, una autoridad o me da suficientes razones?

Se dice que hablando se entiende la gente; pero, si lo hacemos bien, leyendo también. Al leer  y comprender, tenemos una conversación, o quizá una aventura, o quizá un buen aprendizaje.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural