Get Information

Hogar

Te pego porque… ¿Te quiero? ¿Te odio? ¿Te necesito?

Por Psicólogo Duván Ernesto Barato Pachón

Especialista en prevención y tratamiento de violencia intrafamiliar

Colombia

¡Es que tú eres mía! ¡Tú me obligas a tratarte así! ¡Si no fueras tan terca yo no te maltrataría! ¡Soy tu marido y me debes de atender! Es sólo muestra cotidiana de la forma en que algún hombre maltratador justifica su agresión hacia la mujer, creandole culpa por no ser la mujer perfecta.

En medio de la injustificación de él, se da una falsa validación de ella con las típicas exclamaciones: ¡él es mi hombre y tiene todo el derecho de corregirme! ¡Es problema mío si me dejo! ¡Sé que él va a cambiar y no lo va a volver a hacer! Y en ocasiones, para completar la faena, está la familia y amigos de la persona agredida: ¡Si te pegó fue por algo! ¡Si no lo atiendes bien, por eso te va así! ¡Así no le gustan las cosas, debes hacer cómo a él le gusta! ¡Agradece que tienes una casa en dónde meter a tus hijos, el papá de él era peor y lo aguanté! ¡Es tu cruz!

Estas y más desproporcionadas maneras es como se tiende a aceptar y normalizar la violencia física y verbal hacia la mujer, no hay vuelta atrás, siempre empeorarán y escalará negativamente. El maltratador en todas las ocasiones se justificará y culpará a su víctima y tratará de enmendar el error con un: ¡perdóname, mi amor, te traje chocolates!

Reflexiona cuantas cajas de chocolates más estarás dispuesta a recibir antes de ponerle fin al maltrato o qué tanta violencia estarás en capacidad de “aguantar”, solo por darle gusto a él o a su familia, o incluso a la tuya.

Nada justifica la violencia, nada justifica la agresión, no te pega por que te quiere, te golpea porque es violento y quizá no tenga la intención de cambiar. Necesita ayuda y no es la tuya.

Quiero llevarte por la ruta para identificar comportamientos agresivos, formas de salir de las situaciones de maltrato y cómo poder llegar a cambiarlas.

Y recuerda: si aceptas o justificas una primera vez, iniciarás un camino lleno de agresiones que en cada ocasión ira en aumento. Solo tú puedes deternerlo. La violencia nunca es amor, el amor inicia con uno mismo.

 

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural