Get Information

Hogar

Por favor: ¡Tolerancia!

Por Cecilia Márquez

Todos podemos resistir, aceptar que podemos respetar las opiniones, actitudes, ideas de otros, a pesar de que no coincidan con la nuestra, eso se llama ¡Tolerancia!

Esa paciencia llena de indulgencia se puede y debe desarrollar. Ayuda a mantener la salud mental y espiritual. Es también la oportunidad que tenemos para abrir nuestra mente a conocimientos que nos hagan mejores personas y obtener beneficios para la sociedad, la familia, para ti.

La tolerancia te hace abrir tus oídos y mente para escuchar sin prejuicios, estereotipos y a obtener mejores posturas para evitar la manipulación, nos hace ser más sabios e inteligentes.

  • Disposición: debemos ser humildes y estar dispuestos que los demás nos demuestren que ellos tienen la razón, que no necesariamente nosotros la tenemos. Evita el fanatismo, no es un sacrificio aceptar que otros tienen otras maneras de razonar y vivir.
  • Diálogo: tranquilos, buscando las palabras adecuadas, platicando podemos comunicar y escuchar los argumentos e ideas de los otros, llegar al punto común. Debes evitar los apasionamientos con sentimientos y racionalizar todas las oraciones.
  • Conciencia: debes pensar antes de hablar, no caer en la trampa que las ideas y creencias de los demás están equivocadas. Debemos de tomar conciencia que hay formas de pensar diferentes, abrir nuestra mente y creencias. Sin sesgo alguno debemos considerar si sus formas son legítimas, algunas ocasiones tendrán contradicciones, pero debemos escuchar para poder argumentar y explicar sin vacíos.
  • Validación: cada persona es única, pero coincide con un grupo y siempre habrá un individuo que represente mejor las ideas. Para ser más tolerante no debes centrarte en actitudes negativas hacia colectivos. No debemos fijarnos en raza, color, religión, edad y creencia, sino escuchar sin prejuzgar.
  • No violencia: tienes que colocarte en el lugar del otro, analizar que los puntos de vista ajenos no sólo tienen un solo lado, sino otras justificaciones. Por ello debes defender tus ideas sin atacar las otras. Requiere unos segundos para analizar y comprender las formas y razones de otros.
  • Empatía: respeta, no todos somos iguales, tenemos diferentes formas de actuar, habilidades y procesamos diferentes los momentos. No conocemos todo de los otros, no sabemos cómo está su pasado, por qué actúa de ciertas formas, ni sabemos todos sus gustos, sus puntos de interés, por ello debes decirle que quieres comprenderlo, estar dispuesto a escuchar y conocerlo mejor.
(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural