Get Information

Conoce México

Por David Izazaga

Escritor, editor y cronista; autor de dos libros de cuentos publicados. Imparte desde hace 15 años talleres de escritura de crónica.

Muy cerca de la Ciudad de México, a sólo unos kilómetros de Cuernavaca, se encuentra una de las alhajas arqueológicas mejor conservadas de nuestro país, un lugar mágico para ir a cargarse de energía: Xochicalco, nombrada por la UNESCO, en 1999, como Patrimonio Mundial.

Quienes viven en el centro del país no deben dejar pasar la oportunidad de darse una escapada; si vives en algún lugar más lejano, apunta entre tus pendientes el conocer la joya más preciada de la corona de los monumentos de la región morelense.

Xochicalco está ubicado a 38 kilómetros al suroeste de Cuernavaca, puedes llegar en menos de una hora desde la Ciudad de México, tomando un autobús desde la estación de Taxqueña. Si viajas en automóvil hay que tomar la autopista México-Acapulco hasta llegar a Alpuyeca, donde deberás ubicar la desviación rumbo a Miacatlán, ruta que te llevará directo a Xochicalco (Municipio de Tetela del Volcán, Morelos).

Xochicalco significa “en el lugar de la casa de las flores”, compuesto por las palabras nahuas xóchi (tl): flor, cal (li): casa y co, un locativo: lugar de; es uno de los mejores ejemplos de la época conocida como Epiclásico (700-900 d.C.), periodo caracterizado por el surgimiento de ciudades en el centro del país tras el declive de la cultura teotihuacana y el evidente vacío de poder dejado por la misma.

 

A cargarse de energía

La mejor época del año para visitar Xochicalco es de finales del mes de abril a principios de septiembre. ¿Por qué? En ese tiempo se goza de uno de los mejores climas del país, sino porque en una parte de la zona arqueológica se encuentra un observatorio, asentado en una gruta, y es en estas fechas que se puede apreciar un fenómeno lumínico que se produce adentro, en el cenit, desde donde un halo de luz penetra, ilusión óptica que es popularmente conocida como “la mano fantasma”.

Xochicalco es un centro ceremonial que no solo está perfectamente conservado, sino que es muy diverso: podrás encontrar pirámides (como la de la serpiente emplumada), glifos, una gran área de juego de pelota (hay varios, más pequeños, pero el grande es impresionante), y 21 altares, estructuras que se cree que los astrónomos de entonces utilizaban para representar los 260 días de su calendario ritual.

Es de destacar que la cultura xochicalca era ejemplo de urbanización: no hay más que observar cómo fue levantada esta ciudad en lo alto del cerro, lugar desde donde se podían dominar los alrededores, lo armónico que resulta todo y la maravilla de sistema pluvial que lograron construir, para aprovechar el agua de la lluvia.

Imperdible es también visitar el museo de sitio, que fue el primer museo ecológico del mundo, el cual está abierto de lunes a domingo, de 9:00 am a 5:00 pm.

Tampoco debes perderte la visita al Parque Eco, que se encuentra a cinco minutos de la zona arqueológica, donde encontrarás un original circuito de tirolesas que recorren casi 13 mil metros.

Y para cerrar con broche de oro, visita la Laguna del Rodeo, a solo 15 minutos de ahí: podrás pescar, pasear en lancha y ver uno de los mejores atardeceres de México.

Conoce México

Por Erick Iván Rivera

El azúcar es un ingrediente clave para la gastronomía mundial, ¿sabes cómo se obtiene? Este insumo proviene de la caña, una planta que se descubrió desde el año 3.000 a.C en Nueva Guinea y su uso se ha extendido hasta nuestra época.

Conoce México

Por David Izazaga

@dizazaga

Texcoco es una de las ciudades más antiguas del país: se encuentra a tan solo 28 kilómetros del centro histórico de la Ciudad de México. 

Conoce México

Es especial, no sólo porque es uno de los principales atractivos turísticos de México, sino que este pueblo mágico tiene una de las más grandes tradiciones artesanales.

Conoce México

Por Cecilia Márquez

México tiene tradiciones para sentirse orgulloso, muchas de ellas registradas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO como patrimonio de la humanidad. 

Conoce México

Por Cecilia Márquez

México tiene entre sus pueblos mágicos uno que huele a vainilla, donde abundan la riqueza prehispánica: Papantla, en el estado de Veracruz.

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural