Get Information

Arte y Cultura

Señor de los volcanes: Dr. Atl.

Por Hannia Quezada

La fuerza de su pintura y su poder transformador impulsó una corriente en el arte en México y el mundo: pintor, escritor, vulcanólogo y filósofo, Gerardo Murillo, mejor conocido como el Dr. Atl, nació en Guadalajara, Jalisco, el 3 de octubre de 1875.

El joven Murillo estudió pintura con el maestro Felipe Castro, al salir de la preparatoria fue becado por el Presidente Porfirio Díaz, para estudiar pintura en Europa, a la par cursó las carreras de filosofía y derecho en la Universidad de Roma. Ya en el viejo continente se hizo asiduo a la cátedra del francés Henri Bergson, escritor y filósofo ganador del Premio Nobel, que subrayó la importancia del rescate del arte de cada una de las comunidades para generar identidad, pero sobre todo para mejorar la calidad de vida.

Su característico sobrenombre tiene origen, cuando se embarcó hacia Europa, durante el trayecto hubo una fuerte y peligrosa tormenta, en la que el artista pensó que moriría. Sin rasguño alguno, al pisar tierra, se dijo curado por el agua; su amigo Leopoldo Lugones le dio el mote de doctor, por lograr rescatar la vida y le sumaron el Atl, palabra maya que significa agua.

Apasionado por la pintura y los volcanes, realizó decenas de expediciones, estudios topográficos, así como innumerables dibujos sobre ellos, sus apuntes le sirvieron para en 1950, publicar el libro Cómo nace y crece un volcán, el Paricutín; no fue su único libro: Las artes populares en México (1921), Iglesias en México (1921), Gentes profanas en el convento (1950).

En uno de sus viajes a un volcán, por un accidente, perdió su pierna, esta inmovilidad le hizo concentrarse en su pintura ¡hasta creo su propia forma de llevar en sus viajes los pigmentos para realizar sus óleos!, así como la renovación de técnicas para imprimir en tela, roca y papel.

El impactante arte de Gerardo Murillo tiene en inventario: murales, autorretratos, retratos y paisajes, se atrevió a subir en varias ocasiones en helicóptero, para poder hacer aeropaisajes de las montañas mexicanas. Patrocinador de la revista Savia Moderna, publicaron y promocionaron sus obras mexicanos que impactaron la cultura internacional. Generó la escuela nacionalista, fue guía artístico y político, ejemplo para jóvenes artistas, pintores y muralistas como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Diego Rivera, Ponce de León y Francisco de la Torre; fue un luchador para que las obras mexicanas fueran expuestas de las fiestas del Centenario de la Independencia.

Ganador en 1956 de la Medalla Belisario Domínguez y del Premio Nacional de Bellas Artes. Falleció el 15 de agosto de 1964, sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres. Puedes ver sus obras en el Museo de Arte, Munal, donde hay una exposición llamada ATL, fuego tierra y viento, sublime sensación.

 

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural